Hacia 1956, el bar Rafael seguía siendo lugar de singulares encuentros. Esta vez, alrededor del dueño Luis Gutiérrez, vestido de blanco, vemos al empresario taurino Pablo Martínez Elizondo, Chopera; el famoso Jose Antonio Martínez Uranga, apoderado de grandes figuras del toreo; el matador Paco Camino y el cronista tafallés José Cabezudo Astrain.

Altaffaylla.

2021-08-26T12:38:54+00:00

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Debes acceder para ver este contenido, por favor, accede o suscribete.

Iniciar sesión

¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Por |2021-12-02T16:53:22+00:0002/12/2021|Fotografía antigua, Secciones | Atalak|Sin comentarios

Deja tu comentario

Ir a Arriba