El sábado 20 y domingo 21 de abril tienen prevista una gran fiesta para celebrar las cuatro décadas de andadura

Hoy en día los jóvenes cuentan con una amplia variedad de opciones para pasar su tiempo libre. Pero hace 40 años, cuando las actividades extra escolares ofrecían menos alternativas, el padre escolapio Arturo Ros decidió crear un grupo scout en el colegio Escuelas Pías de Tafalla con el objetivo de llenar el tiempo libre de los niños y conseguir impartir una educación fuera de las aulas mediante juegos y convivencia en grupo.

La iniciativa contó con una buena respuesta por parte de los alumnos y así, en el curso 1984 – 1985 nació el grupo scout Ibaialde de Tafalla. Desde entonces han sido scouts o monitores casi 1.200 personas de Tafalla y pueblos de la zona. “El grupo nació por la necesidad de hacer algo en Tafalla y para Tafalla, algo donde la naturaleza, el entorno y la convivencia con otros compañeros fuera protagonista”, explica Iñigo Sarnago, quien ha sido tanto chaval como monitor scout durante la primera época del grupo.

Y aunque los tiempos cambian, la filosofía y metodología del grupo sigue siendo la misma que en su origen. «Continuamos educando en el tiempo libre y en la fe con el objetivo de intentar formar personas que sean criticas con la sociedad, aunque eso no exime que entre gente no creyente», indica Nahia Mújica, joven tafallesa que actualmente ejerce como monitora.

Cuatro niveles

Los scouts de Ibaialde lo conforman chavales de distintas edades que se reúnen en distintos grupos: lobatos, exploradores, pioneros y rutas. Cada grupo se marca sus propios objetivos y se trabajan distintos aspectos según la edad: los lobatos (de entre 9 y 12 años) trabajan el marco simbólico de El libro de la selva adquiriendo cada cual un personaje con sus defectos y virtudes.

Los rangers (12-14 años) trabajan la aventura; los pioneros de entre 14 y 16 años comienzan a realizar actividades para los demás; y los mayores, de hasta 21 años, los rutas, realizan voluntariado en distintas asociaciones.

actividad de los scouts de tafalla en 2009

actividad de los scouts de tafalla en 2009

Sin embargo, el grupo de scouts no podría salir adelante sin la ayuda desinteresada de todos los monitores que participan. “Actualmente Ibaialde cuenta con una docena de monitores, quienes previamente han sido chavales scouts. No obstante, para ser monitor, necesitan formación cualificada. De hecho, a parte del título de monitor de tiempo libre, se requiere formación en escultismo y conocer la metodología”, aclara José Luis Zubiri, quien fue monitor de los scouts entre 1986 y 2006.

Recuerdos del pasado

“Al final el recuerdo que tenemos de participar en los scouts de críos son todas las vivencias. Tal vez sea una frase hecha, pero no deja de tener razón cuando dicen que lo material pasa. Yo tengo grabada una ruta que hicimos de 15 días entre Ordesa y Belagua, ya que fue una experiencia de supervivencia brutal. Teníamos tan solo 16 años, José Luis era el monitor por aquel entonces, y fue algo que se me quedó grabado”, recuerda Iñigo mientras añade que “otra cosa que te llevas son los vínculos con la gente. Yo con Ana por ejemplo tengo un vínculo especial y no somos ni de la cuadrilla. Pero al final has tenido vivencias que te han marcado”.

“Efectivamente. Aventuritas te puedes acordar de un millón pero es verdad que lo que vives en los scout no lo vives en ninguna otra experiencia. Tienes la opción de vivir experiencias que tanto siendo niño como siendo monitor, tengas la edad que tengas, no las vas a vivir así en otro tipo de campamentos”, suma Ana. “Pienso que somos unos privilegiados por haber tenido la oportunidad de disfrutar de estos momentos con los scout”, opina Iñigo.

Actividades anuales

En cuanto a las actividades desarrolladas a lo largo del año, destacan las “inamovibles” que son los campamentos de tres o cuatro días durante las vacaciones de navidad y semana santa y los campamentos de 10 a 15 días en verano y en plena naturaleza; así como las actividades de los sábados, donde de 16 a 18h los chavales de las diferentes etapas se juntan para hacer talleres, manualidades y juegos.

los scouts de campamento en 1994

los scouts de campamento en 1994

En cuanto a las actividades más “ocasionales”, podemos mencionar “algunas excursiones y colaboraciones con distintas asociaciones. Por ejemplo, ahora que ha sido el Txaparrón Solidario hemos estado colaborando con ellos, ayudándoles a organizar el acto”, detalla la ex escout Ana Burgi.

“Viendo las necesidades locales, ha habido incluso veces que el propio Ayuntamiento ha solicitado nuestra ayuda para limpiar el rio por ejemplo, o para llevar el torico de fuego porque no tenían gente suficiente. Por otro lado, también hemos colaborado alguna vez con la cabalgata de los Reyes Magos creando nuestra propia carroza. Este año, sin ir más lejos, como actividad del 40 aniversario, hicimos una carroza inspirada en el Libro de la Selva”, añade.

40 aniversario

Para celebrar las cuatro décadas de andadura, el grupo de scout Ibaialde tiene prevista una gran celebración los próximos días 20 y 21 de abril. “Empezaremos el sábado 21 por la mañana en el Ereta con una actividad medio ambiental abierta para todo el mundo que quiera participar. Por la tarde, los chavales de cada rama que hemos mencionado antes (lobatos, exploradores, pioneros y rutas) van a preparar una actividad cada uno. Ya por la noche está prevista una cena con su posterior acampada. El domingo seguiremos con más actividades pero en esta ocasión preparadas por los monitores. Después, habrá una comida popular, seguida de una misa y más cosas que todavía están por concretar”, detalla Nahia.

Para culminar con las celebraciones de este aniversario tan especial, el fin de semana del 13 y 14 de abril tuvo lugar, en la sala negra del Kulturgunea, una simulación de un campamento típico de verano además de una exposición de fotos. Todo ello acompañado por las voces de la coral Tubala Uxoa de Tafalla.

“Durante este 2024 están previstas un total de 40 actividades, una por cada año que cumplimos. Por ejemplo, los monitores hemos hecho un poster para los chavales con cromos, siendo cada cromo una actividad. La mayoría de ellas son actividades convencionales que ya están dentro del calendario ordinario, ya sean campamentos, acampadas; y luego hemos añadido cosas como la cabalgata y lo que acabamos de contar”.