Jose Mari Esparza

El pasado 7 de agosto los medios recordaban que, hace 25 años, una tormenta arrasó un camping cerca de Biescas, en Huesca. Y un año más muchos tafalleses nos acordamos de un amigo que dejó allí su vida junto a su mujer y dos hijos. Era Javier. Don Javier Murillo Etxeberria, Un amigo singular, un activista juvenil, que conocimos de cura en Tafalla y falleció siendo padre de familia, tras un recorrido vital que nos conmocionó a muchos jóvenes de entonces.

Así que me presenté en el Limbo para hacerle una entrevista y traerlo de nuevo entre nosotros. No me resultó fácil. “Está muy ocupado con un nuevo grupo, el Limbo-ko Dantzariak”, me dijo el arcángel de la puerta. “Bueno, pues que venga tras el ensayo” -le dije. “Luego tiene ensayo con el coro de querubines…” ¡Jobar Don Javier, siempre tan ocupado!, me dije.

2021-08-26T12:38:54+00:00

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Debes acceder para ver este contenido, por favor, accede o suscribete.

Iniciar sesión

¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Deja tu comentario

Ir a Arriba