Parece mentira hasta qué punto conocer nuestro pasado nos puede hacer responsables de nuestro presente. La Historia no solamente ayuda a entender los procesos que sucedieron siglos atrás, sino que además se puede interpretar el presente de una forma mucho más profunda, más cercana a su esencia.

Y así, por arte de magia, conocer procesos socio económicos como la Revolución Industrial del siglo XIX nos puede hacer más felices y más conscientes de nuestro lugar en el mundo. La Revolución Industrial trajo consigo un sistema económico basado en la producción de excedentes, gracias a los nuevos procesos industriales que rompieron definitivamente con la economía gremial basada en la artesanía.

2021-08-26T12:38:54+00:00

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Debes acceder para ver este contenido, por favor, accede o suscribete.

Iniciar sesión

¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Deja tu comentario

Ir a Arriba