La apyma del centro ha elevado una queja formal al Departamento de Educación

La baja tasa de natalidad y el tener una población cada vez más envejecida hace que la amenaza de la despoblación sea un problema real y preocupante para muchas zonas rurales de Navarra. En la Zona Media, sin ir más lejos, localidades como Ujué, San Martín de Unx o Beire son algunos ejemplos. Sin embargo, estos pueblos están poniendo todo de su parte para evitar el fatal desenlace.

El Valle de la Valdorba, con una de sus últimas acciones, es otro claro ejemplo en la lucha contra la despoblación. Y es que varias familias de Barásoain y Garínoain se han unido para solicitar que se reorganice la red de centros educativos públicos en la comunidad con el objetivo de que el CPEIP Martín de Azpilicuelta de Barásoain sea reconocido como centro comarcal para que las familias del Valle de la Valdorba no tengan que desplazarse hasta la ciudad del Zidakos para llevar a sus hijos e hijas al colegio.

“No es lógico que algunas familias de Unzué, Leoz, Olóriz, o Mendivil tengan como centro comarcal el Marqués de la Real Defensa de Tafalla, cuando el de Barásoain está más cerca. Desde la apyma del centro hemos elevado una queja al Departamento de Educación del Gobierno de Navarra solicitando el cambio”, expresa Nora Lecumberri, miembro de la apyma.

Sin embargo, la respuesta del Departamento no ha gustado entre los miembros de la asociación de padres y madres. “A finales de marzo recibimos la respuesta del Departamento, donde nos indicaban de forma muy escueta que rechazaban nuestra solicitud debido supuestamente a la falta de espacio en el centro, cuando la realidad dice que tenemos una sala polivalente que es mucho más grande que lo que exige la normativa, hay varias aulas para desdoble y apoyo, y el propio inspector nos confirmó que no existe una normativa que regule los requisitos para el comedor”, explica Verónica Iza, presidenta de la apyma.

Quien a su vez añade que “actualmente el colegio cuenta con 57 alumnos matriculados entre primero de infantil y sexto de primaria, aunque ha habido cursos con hasta 145 alumnos, por lo que no entendemos la respuesta por parte de Educación. Si realmente es un problema de espacio, que muestren un mínimo interés por atendernos, escucharnos, y buscar una solución entre todos”.

“Igualmente hay familias que por decisión propia sí que traen a sus hijos a Barásoain perdiendo así la subvención de transporte y comedor que si obtendrían si fueran a Tafalla, porque este es un cole más cercano, con aulas más pequeñas y la atención a los niños es mucho más directa. Dicen que hay que apoyar los entornos rurales y luchar contra la despoblación. ¿Qué mejor manera que potenciando este tipo de colegios cuando hay familias que lo desean?”, finaliza Nora.